Blog

Experiencia Con Agua

Tiempo de Lectura: 1 minuto

El primer fin de semana de septiembre nos escapamos dos familias a Chipiona, Cádiz, con nuestros hermanos que practican parkour y sus amigos, aun no cristianos. El tiempo nos anunciaba sol y calor en un ambiente en el que empezábamos a familiarizarnos. Algo loco y sagrado estaba a punto de pasar.

Hace prácticamente un año que junto a Yván y Lorena estamos acompañando espiritualmente a algunos jóvenes locos que saltan obstáculos en la ciudad. En este tiempo nos hemos estado desplazando a un piso semi-abandonado donde viven nuestros amigos y es punto de encuentro para muchos dentro de esta disciplina urbana.

La razón de nuestra escapada fue para que Dani bautizara a los dos chicos a quienes le compartió de Jesús y ahora andan el Camino.

Xixo e Iván, delante de sus amigos no cristianos, declararon que sus vidas están cambiando y que ahora quieren seguir al Maestro. Tras esas palabras, Dani los sumergió en el agua de una piscina en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Fue genial ver como están experimentando a Dios y conocer a otros jóvenes y charlar hasta altas horas de la noche acerca de la propuesta de Jesús para nuestras vidas.

Regresamos el domingo contentos de ver como Dios está trabajando en nuestra ciudad en medio de los jóvenes y como la iglesia brota en los lugares más subversivos.

Rubén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *