Cuaresma

Cuaresma 2020

Tiempo de Lectura: Menos de un minuto

Seguimos como comunidad adentrándonos en el calendario litúrgico, como una herramienta cíclica que nos permite adentrarnos en la reflexión de elementos claves del evangelio.

Este año quedamos en un parque para orar y nos entregamos nuestras bolsas de cuaresma, donde incluimos los símbolos arena, una roca, una figura humana, una vela, unas conchas y semillas. Cada semana de la cuaresma sacábamos de la bolsa el símbolo y lo colocábamos en un lugar de nuestro hogar con el fin de recordarnos un aspecto clave de la vida de Jesús.

Por ejemplo, la arena, nos recordaba el desierto, y meditábamos en como las dificultades y la hostilidad nos ayudan a crecer y fortalecernos en Dios cuando somos guiados por su Espíritu. De esa manera, cada símbolo nos invitaba a reflexionar durante una semana en el contextos de nuestras propias casas. A la vez, usamos el libro de Félix Ortiz “Preparándonos Para La Pascua” para unirnos en una reflexión diaria.

Estamos descubriendo como las antiguas tradiciones pueden ser rescatadas y traer novedad si nos disponemos a la creatividad. Para muchos de nosotros, más que entrar en rutinas sin sentido, nos estamos adentrando a nuevas experiencias para la formación espiritual, que nos permiten ritmos no solo comunitarios, sino también hogareños y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *