Blog

Evaluación Comunitaria

Tiempo de Lectura: 1 minuto

Hemos acabado y empezado el año evaluando la vida de nuestra comunidad cristiana. Experimentar la participación de todos los creyentes cuando nos reunimos está siendo una maravillosa forma de crecer en relaciones fuertes y genuinas, donde la manifestación de Cristo no depende del ministerio de una élite, sino de que cada miembro del cuerpo aporte lo que recibe.

Ya hemos finalizado nuestra exploración en las seis tradiciones: la contemplativa, la santidad, la justicia social, la carismática, la evangélica y la encarnacional. Hemos visto los excesos en tales tradiciones, pero sobre todo, los aciertos con respecto a recuperar algún aspecto de Jesús olvidado en la iglesia.

Ahora nos disponemos a abrir un diálogo con respecto a como estamos viviendo la comunidad, que creemos que Dios nos está mostrando y a donde sentimos que el Espíritu Santo nos está impulsando.

Hemos descubierto que hay miembros de la comunidad que han empezado a reunirse con el fin de reforzar la vida matrimonial, otros nos vemos en Grupos de Crecimiento semanalmente, a menudo nos invitamos entre nosotros para comer juntos, otros aun nos hemos atrevido a salir juntos a la calle para orar por desconocidos y al menos dos veces al mes nos vemos todos; el segundo sábado del mes para merendar y orar y el último domingo del mes para pasar el día compartiendo, alabando y tomando el pan y el vino.

Nuestro énfasis está en ayudarnos unos a otros a vivir la fe y la misión en el contexto de nuestras vidas cotidianas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *